Ladole putilai chikcha com


16-Jul-2018 15:47

Debe saber el lector, que el primer elemento con que cuenta pa- INTRODUCCION. Juan Guerra, y fué impreso en México, por Luper- cio, en 1669, 4? El otomí, por ejemplo, se encontraba antiguamente hasta Tulantzinco , hasta las puertas de la capital, en el valle de Toluca, y en la actualidad ha desaparecido en una gran extensión, que ocupa el mexicano. El pueblo que la hablaba era inculto, pasaba una vida pobre, casi “ silvestre, y aun hoy dividido aquí y allí, desterrado de sus hogares por los “ españoles, no ha mejorado de suerte. 5 Los otomíes eran, en una fracción del todo bárbaros, y en otra tenían cierto grado de cultura ; 6 con todo, los mexicanos apodaban con el nombre de otomíes, á quienes querían reprender como torpes ó rudos .

XI ra creer en mi ensayo de clasificación es, que soy del todo ignorante en las lenguas del país. Del mexicano, propiamente dicho, afirman los inteligentes, que “es idio- “ ma rico, culto, y sumamente espi’esivo : por lo que lo han elogiado extraor- “ dinariamente todos los europeos que lo han aprendido, y muchos la han “ creído superior á la griega y á la latina : pero aunque yo conozco sus sin- “ guiares ventajas, nunca osaré compararla á la primera de aquellas dos “ lenguas clásicas.” 1 Balbi 2 asegura que — “Un número extremadamente “ pequeño de palabras análogas, parece referir el mexicano al chino y al “ japones, pero el carácter general de la lengua la aparta de esta analogía. Muchos idio- mas antiguos se han borrado por su influjo en el Estado de Guerrero; los matlaltzincas se han reducido á nulidad; los popolocos, en el Estado de Puebla, se estrechan mas y mas hácia el Sur, perdiendo el terreno que ocu- paban antes y se prolongaba hasta Tecamachalco, y así de otros muchos casos. Ellos llamaban ásu lengua Hiá Hiü, “ cuyo nombre tal vez escribirían los alemanes Hiang-hiung. 7 Si atendemos á lo delineado en el plano, encontraremos, que después del mexicano, el othomí es el idioma que ocupa mayor espacio ; se le encuentra derramado por el Estado de México, entra en San Luis Potosí, abraza todo Querétaro y la mayor parte de Guanajuato, limitándose al O. Visto con cuidado el ter- reno que ocupan, es el mas áspero y montañoso al N. del valle de Méxi- co; y los nombres de los pueblos, de los ríos y de las montañas presentan un tipo particular; al O. casi todas corresponden al mexicano, no obstante que están los pueblos ha- bitados por los othomíes, y que cada uno de aquellos tiene su nombre pro- pio en la lengua othomí.

El manuscrito se me hacia importuno ; lo veia casi con saña, y cuan- do por acaso tropezaba con ól en un rebusco de papeles, lo apartaba á un lado con desden. Pocos dias des- pués se me entregó la primera mesada, de las cinco que me fueron señaladas, para poner lo escrito en estado de pasar á la imprenta. Ese buen proceder, que vuelvo todavía á calificar de noble y grande, es digno de mi gratitud: de ella dejo en este lugar público y auténtico testi- monio. Los mexicanos, propiamente dichos, también los avasallaron ; si por la histo- ria no lo supiéramos, lo trasluciríamos de que el vocablo othomí servia en el imperio de México como apodo despreciativo, pues el desdeñar á los pue- blos por su nacionalidad solo les ocurre á los enemigos, al señor para el siervo, al conquistador para el vencido.

Vária interpretación recibirán estas palabras; no importa, las creo de mi deber.

No me di prisa en concluirla, porque lo tenia como inútil. Juan Antonio de la Fuente, quien expidió sus órdenes, así para que se me suministrara una mesada, durante el tiempo que cal- culó indispensable para dar la última mano á la obra, como para que el libro fuera impreso. el Emperador Maximiliano, para que la tesorería entregara la suma bastante para la impresión. con los cuextecas y con los totonacos ; tuvieron con es- tos tratos y relaciones íntimas que influyeron en su lengua; y mas tarde, una nueva invasión de una rama de la familia mexicana, que se hizo per- manente, rompió la unidad del país othomí, se estableció en él, y dejó al E. — El maya y sus dialectos, el lacandon, el peten, el caribe, el chañabal y el punctunc. — Afinidad del maya con los idiomas hablados antiguamente en las islas. Pimentel, estudiando esta lengua, encuentra otro dialecto diferente al comparar la oración dominical, de manera que se puede asegu- rar que hay tres variedades conocidas de este idioma. Sahagun: — “Estos Totonaques “ están poblados á la parte del Norte, y se dice ser guastemas.” 6 Y mas adelante añade, refiriéndose á las mujeres: — “ Son pulidas, y curiosas en “ todo, y porque decian ser ellas de Guastelas, etc.” Evidentemente las palabras guastemas y guastelas son corrupción de la palabra guastecas, y de la corrección se saca rectamente que los totonacos son de la familia de los huaxtecos. Estos que aquí apuntamos forman parte de los de la América Central, de 1 Sahagun : tom. Balbi toma por lenguas diversas el caichi, y el kachi. 4 Se compone de una mezcla del zoc, del maya y del jololabal , 5 lo cual lo refiere á los idiomas que tiene por vecinos. obispo de Chiapas, se asegura que el tzotzil, zotzil, zozil, viene con el tzendal de un tronco común, y que son tan semejantes, que no se diferencian en otra cosa sino en que lo ha- blado en el primero con o, en el segundo se pronuncia con a: salvo el res- peto debido á esta opinión, comparando los Pater noster escritos en uno y 1 Sqaier, pág.

Soy pobre para gastar dinero en la impresión de un libro que, fuera de los de- fectos que le haya comunicado yo, por su propia naturaleza es de in- sípida lectura: está condenado á ser visto por pocas personas, y para las demas, me figuro que será indispensable para darle salida, el to- marle bajo el brazo y hacer un reparto vecinal, no sin encarecidos ruegos á fin de que se tenga á bien el aceptarlo. A nueva mudanza sobrevenida en mi fortuna, el manuscrito quedó relegado al olvido. Los sucesos políticos se precipitaron á mas andar, y por consecuencia, apenas comenzado el proyecto quedó in- terrumpido, y el libro volvió aún al reposo de la gaveta. Urbano Fonseca, uno de mis buenos amigos, sin consulta previa mia, indicó al Sr. Josó Salazar Ilarregui, la existencia de la obra y la situación precaria en que me encontraba. Es preciso consignar aquí, que el acuerdo se pidió con tan noble franqueza y fuó otorgado con tan al- to desprendimiento, cuanto que no se ocultaron mis ideas políticas, ni hubo ignorancia en lo que atañe á mi carrera pública. una fracción de los invadidos en el país montañoso cercano á la Huaxteca. Viene en apoyo de esto la siguiente cita: — “ Los Totonaques y “ Toveiome están poblados hácia el Norte : estos vocablos ya dichos, tlal- “ huicatl, totonac, y toveio, denotan en sí poca capacidad ó habilidad, y así “ el que es inhábil ó tosco, le llaman de tlalhuicatl, totonac, cuextecatl, ó 1 Repetición del descuido de arriba, y como allí debe corregirse. El zoc es el zoque; y en cuanto al jololabal, en las noticias que del Estado de Chia- pas hemos recibido, lo encontramos también ortografiado jojolabal, jocola- bal : se asegura que se habla en Confitan, por lo cual le hacen sinónimo de comiteco, y como nosotros hemos asignado á Confitan, á Zapaluta y á Chi- comucelo, el chañabal, inferimos que todos estos nombres no significan mas que un solo y mismo idioífia.

Pensó “parece que fuera ayer cuando yo también hacia lo mismo. dad capital, habíamos buscado el apartamento de la niña Pris- ca.

Total, que a los pocos días estábamos instalados al lado de la refresquería más simpática y original que he conocido. Al reabrir la cantina, la importancia de la refresquería disminuye porque no ofrece bebidas alcohólicas.

ladole putilai chikcha com-78

datingselect com

Su implementación se basa en el análisis de la frecuencia de aparición del término «refresquería» en las fuentes impresas digitalizadas del español publicadas desde el año 1500 hasta la actualidad. : v'A Á LA TIERNA MEMORIA DE LOS SEÑORES DON JUAN NEPOMUCENO OROZCO Y D A María del Carmen Berra LIGERA MUESTRA DEL INESTINGUIBLE AMOR QUE LES PROFESA SU HIJO AGRADECIDO Manuel Orozco y Berra. Luchando contra esta terrible contradicción ; bregando con- tra mis sentimientos íntimos por la muerte de mis hijas, proseguí, sin embargo, la tarea que me habia impuesto, con la tenacidad febril de la desesperación. Allí encontré porción considerable de li- bros que me fueron útiles, y de entre los manuscritos tomé copia íntegra de las noticias relativas á los apaches, y extracté la relación de la visita que el Sr. De lo demas formé abundante cosecha en notas y apuntamientos. Di la mayor importan- cia, para mi objeto, á las relaciones de corregimientos y de alcaldías mayores déla Nueva España, que de 1579 á 1582 fueron enviadas por las autoridades de la colonia, al rey de España, Felipe II. , el te- tikilhati, hablado por los tatikilhatis, en la Sierra alta: 2? 1 El chañabal, por la opinión de Ximenez, corresponde á este grupo de lenguas ; conforme á otras noticias, es un dialecto, ó mas bien una gerigon- za compuesta del zotzil, del maya, del cazdal y del trokek. Cuando esta se hubo extendido, el rey Acxopil la subdividió en cuatro se- ñoríos; el Quiché propiamente dicho, el Kachiquel, el Zutugil, y el Mame . “ Ouvrage accompagné de notes philologiques, “ avec un vocabulaire de recueilli par l’Abbé “ Brasseur de Bourbourg.” — En la pág. 25 en otro idioma, las variantes son mucho mayores. Sahagun encabeza el párrafo décimo del capí- tulo xxix de su obra con estas palabras, “de los olmecas, vixtoti, y mixte- cas,” y continúa diciendo: — “Estos tales así llamados, están hácia el naci- “ miento del sol, y llámanles también tenime porque hablan lengua bárbara, “ y dicen que son tultecas, que quiere decir oficiales de todos oficios pri- “ mos, y sutiles en todo, y que son descendientes de los tultecas de que 4 “ arriba se ha hecho mención. En la lengua zapoteca los mix- tecas se dicen miztoguijxi, gatos salvajes ó monteses, haciéndose alusión á sus costumbres feroces y á la aspereza de sus montañas. La fracción de esta tribu avecindada en Oaxaca, toma allí el nombre de chochos; el P.



A New York Times report described the story of Justin Berry, a 13-year-old boy who, after hooking up his webcam and listing himself on an online forum in order to make friends, was propositioned by older men to strip and masturbate on camera.… continue reading »


Read more

Non believers date for fun, for the moment, for a good time, for sex, to not be lonely, to impress people, etc. For men this is one of the things that tells you if you’re ready to seek your wife. Some Christians choose not to start kissing before marriage and some Christians choose to hug and kiss lightly. No one is if you remove all the editing and makeup. … continue reading »


Read more

The story goes that Surabaya's name derives from the Javanese words Suro, meaning shark, and Boyo, meaning crocodile.… continue reading »


Read more

Alternatively, you can open them up to allow for anyone and everyone to chat on webcam.… continue reading »


Read more

I found the amount of women broadcasting on slutroulette is less than is chaturbate, and that’s why slutroulette gets second place for video chat sites.… continue reading »


Read more

They are also like big teddy bears; they look nice to hug. Most fighters are a lot nicer in person when you talk to them, and not as scary as they are in the Octagon. Many girls would like their man to be able to protect them. I was with Stephen Thompson in Manila doing a fighter tour, and he was very gentlemanly. If you’re dating a fighter, it’s like they fight for you in the Octagon. They have a lot of discipline when it comes to training. … continue reading »


Read more